Ver más grande

Babykeeper 120x60

Babykeeper es el primer colchón de cuna certificado
como producto sanitario por su capacidad de reducir 
el riesgo de muerte súbita.
Sus propiedades son el resultado de años de investigación
sobre el sueño del bebé, obteniendo como resultado un producto
único por sus beneficios.

Más detalles

Añadir Quitar

199,00 €

Añadir a mi wishlist

5 Productos similares

Babykeeper es el primer colchón de cuna certificado
como producto sanitario por su capacidad de reducir 
el riesgo de muerte súbita.
Sus propiedades son el resultado de años de investigación
sobre el sueño del bebé, obteniendo como resultado un producto
único por sus beneficios.


Características de Babykeeper:

El núcleo es una estructura reticular de membrana abierta. Este material es resistente a los fluidos ácidos, se puede lavar solamente con agua, por lo que es fácilmente higienizable. Los poros abiertos en toda la estructura permite una óptima transpiración y evacuación del calor, ya que el aire puede fluir prácticamente sin obstáculos por el interior del núcleo. Esta estructura, con retícula firme y abierta inspirada en la biónica, se fabrica en exclusiva para BabyKeeper®.

La funda está compuesta por tapas de tejido 3D, platabandas laterales decorativas 3D en color, ribetes blancos perimetrales y una cremallera oculta alojada en la parte inferior, alejada del bebé, que facilita el desenfundado del núcleo para su lavado. La tapa inferior es de color oscuro para diferenciarse claramente de la cara del colchón que debe ir arriba en contacto con el bebé. Las características de estos materiales hacen que no sea necesario el uso de sábanas con el colchón Babykeeper®.

Sus beneficios son :

Reduce la reinhalación de CO2

Tanto los tejidos como el núcleo se han diseñado para favorecer el intercambio de oxígeno sobre la línea de respiración del bebé evitando la acumulación del CO2, no superando en ningún caso el 3,5% de concentración, lejos del umbral de seguridad del 5%. La media de colchones de cuna del mercado supera el 7%.

Con el diseño de membrana abierta del núcleo se consigue una óptima disipación del CO2 y reducimos así el riesgo de SMSL por este factor en un 72%.

No reacciona en presencia de flujos ácidos orgánicos

La composición del núcleo Babykeeper además lo hace resistente a los frecuentes derrames ácidos del bebé, evitando que se puedan producir reacciones químicas como la hidrólisis. Algunos materiales usados por otros colchones pueden provocar vapores tóxicos perjudiciales para el lactante.

Protege de obstrucción las vías respiratorias

Si se produce una regurgitación del flujo gástrico, el líquido resultante no produce encharcamiento por lo que se reduce el riesgo de ahogo del bebé.

Cuida del aire que respira el bebé

BabyKeeper® es el primer colchón fabricado en España que ha superado las pruebas de toxicidad del certificado OEKO-TEX® Clase 1 (apto para bebés), asegurando la biocompatibilidad con el organismo, la piel y las mucosas del bebé. Por la composición, tanto del núcleo como del tejido, se reduce el riesgo de inhalación de volátiles orgánicos, compuestos orgánicos tóxicos y metales pesados (presentes en colchones de muelles).

Ofrece una firmeza adecuada

El riesgo de muerte súbita en colchones con la firmeza de Babykeeper® se reduce en un 60%. Una postura lateral incluso si el bebé se mueve y se colocara boca abajo (prono) son posturas más seguras sobre este nuevo colchón, ya que se ha diseñado para no forzar el sistema respiratorio y en ningún caso obturarlo

Favorece la transpiración y evacuación de calor

Las pruebas térmicas han demostrado que el diseño de Babykeeper® reduce el riesgo de estrés térmico (golpe de calor), mejorando los resultados de la inmensa mayoría de colchones del mercado.

Gracias al diseño reticular del núcleo y al tejido 3D de la funda se consigue mejorar la transpiración y evacuación de calor con lo que reducimos el riesgo de SMSL por este factor en un 48%.

Fácilmente higienizable

Tanto la funda como el núcleo son fáciles de limpiar y la funda es de secado rápido, por lo que es muy sencillo mantener el entorno de descanso del bebé en las mejores condiciones higiénicas. Al ser fácilmente lavable permite poder cambiarlo de ambiente sin riesgo de proliferación de bacterias.

No necesita sábana

La suave funda de tejido 3D está pensada para que el bebé pueda estar tumbado directamente sobre el colchón sin necesidad de usar sábanas adicionales. Cualquier elemento que se añada al colchón reducirá su efectividad de transpiración y evacuación de calor.

Protección permanente contra bacterias y otros microbios

Nuestro núcleo especial incorpora la función higiénica Sanitized®, que ofrece unaprotección segura y duradera del material contra bacterias, moho y otros agentes agresores.

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Babykeeper 120x60

Babykeeper 120x60

Babykeeper es el primer colchón de cuna certificado
como producto sanitario por su capacidad de reducir 
el riesgo de muerte súbita.
Sus propiedades son el resultado de años de investigación
sobre el sueño del bebé, obteniendo como resultado un producto
único por sus beneficios.

Escribe tu opinión

Top